jueves, marzo 30, 2006, rallada de belga_seg a las 3/30/2006 01:58:00 a. m.

Bajo del autobús con cuidado; sé que si tropiezo no te voy a tener al lado para agarrarme fuerte en el último segundo y no dejarme caer. Miro al frente y veo uno de esos grandes carteles que anuncian películas de historias que no existen; como tú. Si cierro los ojos para besarte, mis labios no encuentran los tuyos, y si los abro… tampoco. Así que sonrío hasta la mitad (aún te reservo la tuya en mi boca) y sigo caminando. Pasear por la Gran Vía no es lo mismo si no vas a mi lado marcando los pasos que faltan hasta llegar al lugar exacto donde me tienes que besar. Mi mano tiene frío y si se cruza con una pareja, rápidamente se mete en mi bolsillo para esconder su cara de envidia. Camino al lado de un vacío que no hace ningún esfuerzo por chocarse contra alguien que pueda suplantarlo. Tarareo una canción, y otra, y otra… pero no me haces los coros y así me aburro. Entro en una tienda, cojo un libro que leí hace tiempo; cuando aún creía en cuentos de hadas, y me giro para comentarlo contigo… Pero se ve que no te gusta leer… Has desaparecido entre tanta historia de amor y desamor.
Salgo de la tienda y me dispongo a entrar a una cafetería, pero pronto me doy cuenta de que a mi vida le falta azúcar, y el café solo sabe demasiado amargo. Cambio de idea; me bajo a la claustrofobia del metro… donde todo está más lleno, y más vacío a la vez. Y sé que probablemente en uno de esos vagones estás tú, en tu mundo, con tus auriculares y tu mirada perdida… y no puedo hacer nada por llamar la atención de tus ojos. Así que me siento, y a mi lado no hay nadie especial que me ayude a contar las paradas que quedan hasta el final del trayecto. Línea circular… circular… como tú y como yo; el juego eterno del escondite… Ahora te toca a ti y ahora me toca a mí.
Llego a casa, enciendo la televisión y me tumbo en el sofá a ver una película. No estás para abrazarme, así que cojo un cojín y lo aplasto contra mi vientre; al menos me queda el consuelo de imaginarte mientras mi cuerpo se nutre de calor artificial. Termina y espero que salgas de la pantalla como por arte de magia… pero no, otra vez eres de mentira. Me voy a la cama y te hago un hueco en mi colchón, a mi lado, pero tú prefieres quedarte una vez más en el interior de mi almohada. Supongo que pensarás que ahí se está más calentito… probablemente sea así, pero para mí, sobre todo, ahí estás más difuminado… y yo te quiero sentir, tocar, acariciar y abrazar… yo sólo te quiero abrazar.
Vente conmigo de viaje a donde sea, déjate llevar por mí… Voy a arrancar el coche, pondré la mano sobre la palanca de marchas, y cuando sienta la tuya sobre la mía, aceleraré. Hasta entonces, te espero en el vacío; yo los paisajes los quiero pintar contigo… prométeme que no tardarás mucho…o se acabará la poca gasolina que aún me queda.



Disco de la semana: “He perdido los Zapatos” (Nena Daconte)
Canción: “En qué estrella estará”… “He creado un ángel verde y gris, a veces le hablo bajito por si está, le busco por la calle al caminar, a veces le echo de menos si tú no estás, a veces tengo que hacer de tripas corazón, a veces tengo que huir porque no puedo más… en qué estrella estará para cuidar de él”
 
martes, marzo 21, 2006, rallada de belga_seg a las 3/21/2006 01:09:00 a. m.
Vamos a ser sinceros. No te puedo olvidar; es sencillamente imposible. He intentado poner escaleras de por medio, censurar las teclas que llevan a tu número en el móvil, decirte “hola” y nada más si me cruzo contigo en un pasillo… He pretendido pisar la residencia lo menos posible para no inventar cualquier excusa por la que parar en tu habitación. He intentado no pasar delante de esa tienda de discos en la que está abandonado, en una esquina del escaparate, ese single de tu grupo favorito que iba a comprarte, a modo de sorpresa, antes de que se me quitasen todas las ganas de tener detalles contigo… Ya sabes, para no seguir subiendo niveles en el puesto de “amiga”. “Music is my radar”; también es mi radar, y todas mis canciones me llevan a pensar en ti; estás en cualquier letra y en cualquier melodía… He intentado buscarte un sustituto y al final me he dado cuenta de que el filo del corazón corta a la razón en pedazos si se baten en duelo. Necesito saber cómo dueles tú para que mi idea de estar contigo se transforme en añicos.
Dolida; así estoy si me entero, cuando ya estás bien, de que has estado una semana con 39 de fiebre en la cama, y que por el simple orgullo de que fueses tú quien llamases primero a mi puerta, no he bajado a preguntarte qué tal el día… No he podido estar ahí contigo… Me dices que no me preocupe, que no tiene importancia, que tu cuarto parecía una habitación de alguien en cuarentena. ¿Sabes? Me da igual lo que pareciese… supongo que ahí es donde cruzo la línea del rango entre amiga y algo menos. Bueno, ahí, y al no permitir que mis labios se lancen a los tuyos en mitad de la oscuridad, entre humo y alcohol; prefiero no tocarte si vas ebrio... aunque mi temperatura aumente por momentos… te respeto.
Y ahí es donde ya no me quieres para lo que yo te quiero. ¿En qué absurdo manual has leído que una cosa no es compatible con la otra? ¿Por qué tiene que ser siempre el amor quién presente a la amistad? ¿Aún no te has dado cuenta de que soy distinta, de que voy a contracorriente del resto de la gente? ¡Bien! Quizás no seamos tan amigos… quizás todavía puedas sentir algo más por mí… Y sino, me gustaría que me dijeses en qué paseo, qué secreto te conté, en qué conversación por teléfono atravesé sin pudor la línea… Quizás cuando alguien invente una máquina del tiempo, yo pague todo el oro del mundo por retroceder a ese momento y opte por guardar silencio.
Venga, seamos sinceros. No entiendo por qué te pones nervioso al verme después de saludarme efusivamente, por qué me preguntas cosas tan absurdas como si tengo mañana clase… es martes; claro que tengo clase. No hace falta que me des a entender que estás hablando con una chica por el msn porque tiene clase a la misma hora que tú y estáis quedando para ir juntos… aunque, pensándolo bien… gracias por decírmelo, no he podido evitar mirar a la pantalla y sentir eso que llaman “celos” al ver unas letras rosas diciéndote “nos vemos a las…” Pensé que ya habías encontrado a alguien que no hubiese caído todavía a ese precipicio llamado amistad…
Bueno… Supongo que mañana será otro día más en el que la sonrisa de tu boca se convierta en una terrible jaqueca de mi cabeza… Igual mañana vienes a mi cuarto y hablamos… Sí, sí, tranquilo, como amigos… Pero seguirás dejando ese olor que hace que duerma contigo y sin poder abrazarte… Así es imposible olvidarte.


Disco de la semana: “Circular” (Vega) – es que estoy “monodisco”, lo siento-
Canción: “Y si sólo”…. “Difícil se me hace quererte y no tenerte, luchar contra la suerte que me separó de ti… buscarte entre mis cosas, soñarte en mis canciones, negarme a aceptar que todo tiene un fin”
 
martes, marzo 14, 2006, rallada de belga_seg a las 3/14/2006 07:47:00 p. m.
Te extrañará que te escriba… o no… ya me he acostumbrado a contarte mi vida cada noche y a que tú me devuelvas la tuya de vez en cuando en forma de puntos suspensivos. Seguramente me la esté inventando, así que si es así te pido disculpas. Lo cierto es que estoy preocupada; los puntos de esta vez son demasiado largos, como si la herida a cicatrizar fuese demasiado grande… También me extraña que no estén firmados por ti, sino por alguien que tiene por nombre Idus y por apellido De Marzo. ¿Quién es? ¿Tu soledad? Permíteme que te diga que le has puesto un nombre demasiado pesimista. Es como cuando te apellidas Debarriga y le pones a tu hija Dolores, ¿a que a ti no te gustaría que te llamasen así? Pues seguro que a ella tampoco…
He estado investigando y me he enterado que desde que a Julio César le dijeron que tuviese cuidado con los idus de marzo, esa expresión, que no viene a significar otra cosa que “hoy es 15 de marzo” se toma por mal presagio… Yo no quiero que tú estés triste, así que si estás empeñada en que tu soledad se llame Idus, al menos le podías poner de apellido De Noviembre, que está más cerca. Así se cansará antes de ti y te dejará en paz, y entonces volverás a sonreír.

--------------------------------------------------

Te extrañará que te escriba… o no... hace muchas noches que no te cuento mi vida y que no me devuelves la tuya en forma de puntos suspensivos. Seguramente si pienso que aquella caja que te di en Noviembre, repleta de caramelos y con trece notas sirvió de algo, me lo esté inventando, así que si es así, me alegro. Lo cierto es que estoy feliz; Te has convertido en mi espejo desde que alguien te demostró que yo no me equivocaba… Ya sabes, cuando decía que la sonrisa de Marzo quedaba demasiado lejos en tu calendario. Hacéis que yo también sonría. Me alegra saber que vuelve a no existir mundo fuera de tu cama, porque ella también te echó de menos en tus largas horas de insomnio. Ahora es el cenicero quien nota tu ausencia en las madrugadas de lluvia, acordándose de cuando para ti no existían más que él y la ventana por donde se diluían poco a poco tus recuerdos…
Hoy es 15 de Marzo y hace poco he recibido un mensaje de los Idus. Me dicen que te pregunte por qué les cambiaste por Noviembre… Les he enseñado unas cuantas fotos en las que sales sonriendo y se han callado… En el fondo, ellos también se alegran.

Un beso enorme.


Disco de la semana: Circular (Vega)
Canción: Circular… “Dices que donde yo lo daba todo sólo alcanzas a ver oro, dices… y ahora soy libre; libre para no volver jamás, ya me da igual, ya me da igual… Me cansé de excusarte en cada esquina, de vivir para ti, ya no creo en tus mentiras”
 
sábado, marzo 11, 2006, rallada de belga_seg a las 3/11/2006 02:42:00 a. m.
porque hay canciones que te recuerdan a alguien... aunque sea solo en hechos soñados...







Eres ese al que quiero desde los quince años y nunca he tenido. Eres con quien compartí batallitas en una pizzería-bolera (no teníamos bar), siendo parte de tu coartada cuando pusiste un petardo en la puerta. Eres los paseos que dimos hablando de otros que eran en esos momentos. Eres tu inteligencia desaprovechada en los pompones y bailes absurdos de una animadora que te hizo llorar. Eres mi inteligencia malgastada en el maquillaje de una estilista que me hizo llorar. Eres el marinero que se fue a la deriva y sin saber por qué volvió a mi puerto sin avisar. Eres… lo que más quiero en este mundo eso eres.
Eres alguien a quien no puedo olvidar. Eres lo que mis ojos buscan cuando al cruzar la puerta se elevan hacia tu ventana. Eres quien me hace sonreír con un simple “hola” y quien me puede hacer llorar si simplemente me dice “hola”. Eres la visita, a bajas horas de la madrugada, que hace que soñar no merezca la pena todavía. Eres fotos del pasado y realidad del presente. Eres lo único que existe tres pisos más abajo, mi infierno. Eres lo único que existe de noche en el techo, mi cielo particular. Eres duda convertida en afirmación rotunda. Eres un cromo que aún no conseguí cambiar. Eres… cada minuto en lo que pienso, eso eres…
Soy la que a pesar de todo te espera. Soy la que sigue pensando que vuelve a ser invencible y que tu voz vuelve a ser su rifle. Soy la que te sonríe y llora por dentro. Soy la que te toca el brazo y siente que un muro de hormigón separa su mano de tu piel. Soy la que es incapaz de distinguir entre el daño y lo que tú haces… Y por eso soy… la que quererte quiere como nadie, soy…

disco de la semana: "Circular" ¨(Vega)

canción: Eres.... "Qué mas puedo decirte, tal vez puedo mentirte sin razónpero lo que hoy siento es que sin ti estoy muerto,pues eres lo que mas quiero en este mundo eso eres."

 
lunes, marzo 06, 2006, rallada de belga_seg a las 3/06/2006 12:46:00 a. m.
Se quisieron en silencio durante un tiempo. Por diversas circunstancias, su amor era una especie de tabú en esta sociedad, muchas veces intolerante. Se llamaban a espaldas de la gente y ocultaban sus verdaderos sentimientos si estaban entre amigos. Creo que es una de las historias de amor más bonitas que he vivido de cerca. Supongo que quizás esto se debe a que me dejaron ser partícipe de ella, poniéndole música a una letra que cada vez que la canto se me parte el alma en dos; porque por cosas del destino, sí, de ese que no existe, o de algo llamado desamor, todo terminó hace algo más de un año.
Como decía, no fue una historia fácil. La mayoría de las veces sólo podían sentirse por teléfono, estando a cientos de kilómetros un cuerpo del otro. Se arropaban con la voz y se enfriaban, cada vez que discutían, con la voz también. Si necesitaban un abrazo, marcaban un número; si querían un beso, volvían a marcar el mismo número; si necesitaban una frase de aliento y utilizando la voz se quedaban sin él, escribían un mensaje, pulsaban una tecla, y se decían todo… y más. Y pese a que algunos lo puedan cuestionar por su origen, era amor de verdad. Cuando todo esto no era suficiente, un tren, un autobús y horas y horas de viaje, merecían la pena solo para sentir que su historia no discurría en una realidad virtual. Apagaban las luces de una casa y nadie sabía que en ese preciso instante, en esa aparentemente tranquila habitación, dos cuerpos se fundían en uno. A nadie le tenía por qué importar; era uno de los pocos lugares donde se sentían libres del todo, y sus labios se dormían cansados de tanto besarse, sus párpados caían poco a poco por el peso de las estrellas que miraban fijamente, y sus cuerpos se ataban de pies y manos, y sin saber cómo ni por qué, amanecían abrazados.
Echo de menos sentirte respirar
a un milímetro de mí.
Quiero seguir descubriendo
cada curva de tu cuerpo,
cada te quiero susurrado en el silencio

Pero un día todo terminó. Y ahora ella lamenta la manera en que esa historia encontró su fin y echa de menos todo. Cree que fue por su culpa, escucha canciones que le recuerdan aquellos momentos, y piensa que le gustaría volver atrás y cambiar algunas cosas que hicieron que hoy esté hablando con alguien a quien ya no puede seguir llamando amor con sus cuatro letras.

Tranquila, pequeña… estoy convencida de que hay historias que llevan el efecto boomerang incorporado, y que si ésta tiene que volver a ocurrir… ocurrirá. Pero hazme un favor, sonríe mientras tanto porque nunca sabes quién puede enamorarse de ti por tu sonrisa… y quién sabe si no podría dar lugar a una historia mejor… Tú sólo sonríe y deja que el tiempo haga lo que tenga que hacer…


Disco de la semana: “Circular” (Vega)
Canción: “Y si sólo”… “Difícil se me hace quererte y no tenerte, luchar contra la suerte que me separó de ti. Dejarte ver mis miedos, el llanto más sincero, mis ojos que te dicen qué haré yo sin ti…”
 
miércoles, marzo 01, 2006, rallada de belga_seg a las 3/01/2006 07:09:00 p. m.

Ya sonríes de verdad. No es que antes no lo hicieras, pero eran sonrisas difuminadas, aplastadas por una realidad que nadie quería creer. El “dentro de poco” no llegaba a consumirse del todo, y a las cenizas de lo poco que se quemaba de esa espera, sólo se le añadían más cenizas de tardes de paciencia escuchando una y otra vez canciones, que se caían por la cuneta a mitad de su trayecto. Parecía que ese vagón en el que iban encerrados sueños, pesadillas, agradecimientos, momentos y sensaciones no llegaría nunca a su parada final… que paradójicamente es también el principio de un nuevo viaje. Pero hoy ya están aquí, conmigo. Por fin circula algo dentro de mí que salió de tus manos; ya escucho la respuesta de tu corazón. El mío todavía aguanta.
El otro día, para llegar a esa parada final, tuve que subir a uno de los vagones de la línea 6. Me pueden llamar lo que quieran, pero no me avergüenzo de confesar que sentí cómo los cristales del corazón se volvían a deshacer en lágrimas. No sé por qué. Aún no tenía tu pequeña línea circular en mis manos, pero sentía que toda la confianza puesta en ti desde la primera vez que me dijiste que el metro iba a llegar con unos meses de retraso, lloraba de alegría. Has mentido tan bien durante este tiempo que creo que ahora sí, puedo decir que nunca perderé la confianza en ti. Te he creído cada palabra y te he apoyado en todo… porque al fin y al cabo creo que eras más ingenua que yo cuando decías “Anita, que ya no queda nada… en dos semanas empieza a sonar”. Ya suena, y tú ya sonríes… y yo soy feliz por ello. Me encanta verte sonreír.
Ahora no sólo veo la circunferencia, también el círculo. Para el olvido quedan todas las veces en las que me hablaste de tus canciones, de tus horas encerrada en un estudio, de tus peleas por hacer sonar algo en lo que creías por encima de cifras, triunfos y prejuicios, de tus viajes de ida y vuelta por la A-6 desafiando al sueño cada día, de tus decisiones valientes siendo fiel a tus principios… Para el olvido quedan todas las veces en que mis ideas circularon contracorriente a las del resto de la gente que perdía la confianza en tu palabra. Es lo que envuelve al círculo y lo que pocos conocen, pero yo soy consciente de la existencia de parte de esa circunferencia y por eso sé que ahora sonríes de verdad, que si tus ojos, tus ojazos, lloran, lo hacen de alegría; de la alegría de ver que todo por fin va bien… Que ha costado lo suyo…
No olvides que yo sigo yendo donde me lleven tus seis cuerdas, y no olvides tampoco que sólo has de llamar y me tendrás ahí, colgada de una de las notas de tu voz grave para pegarle una patada al silencio si hace falta… Circulo y grito; tú sigue sacando la lengua… bonito gesto de confianza. Tengo ganas de verte y que me digas “Anita, ya suena!”... Te quiero estrellita.

disco de la semana: "Circular" (Vega)

canción: Libres "Quiero llegar a disfrutar de mi vida en singular, voy a vivir mi sueño real para ser yo quién decida ser libre, pisar sobre firme, me niego a ser sólo una más que olvidarán. Vivir sin prisa, vivir mis días, vivir, vivir mi vida con la música dentro de mí"