sábado, diciembre 30, 2006, rallada de belga_seg a las 12/30/2006 02:15:00 a. m.
Me voy una semana y pretendo volver, en otro año, pero volver. Volver siendo quien soy, con mis manías y mis rarezas, y mi sonrisa y mis lágrimas por dentro, con mi forma de sentir, consentir y disentir de la mayoría de la gente. La gente, los que son gente y no personas, los que se creen poseedores de la verdad absoluta, y terminan dándose cuenta, pero no aceptando, que en realidad son unos absolutos ignorantes y además, unos malditos cobardes. Pretendo volver pensándote como te pienso, soñándote como te sueño, y creyéndome, como creo, que al final las cosas que me callo serán las que hablen sin palabras; porque a veces, las palabras sobran.
Me voy siete días y pretendo volver. Volver siendo quien soy, con mis dudas y mi timidez, y mis tardes de bajón escuchando música de la buena y mis tardes de sillón disfrutando con pelis de las malas, con mis días en la luna y mis noches estrelladas contra una almohada que me escucha, pero nunca responde. Y digo nunca… porque ya se ha muerto de puro aburrimiento. Siempre la misma historia, siempre la misma pregunta, “¿Dónde estoy?” formulada de diferente manera a medida que voy asimilando conceptos mayores… Pero me da igual, aunque ella también me haya abandonado, pretendo volver igual. Igual que me voy, igual quiero regresar.
Me voy 168 horas y pretendo volver. Volver siendo quien soy, con mis palabras escritas y mis silencios hablados, y mis martes de conciertos y mis jueves de habitación escribiendo hasta las tantas o durmiendo desde las prontas. Pretendo volver igual que me voy, aunque los días allí sean más largos, aunque tenga muchísimos más minutos para pensar y rectificar, y volverme como quieren volverme. Volveré igual.
Y es que hoy me he vuelto a dar cuenta de que yo soy quien se pone zapatillas sin dudarlo cuando el resto se pone zapatos “por si acaso”; de que soy quien sólo se pinta la raya del ojo porque y cuando me apetece, y no por seguir un ritual; de que soy la que bebe agua y no sangría, no por miedo a una multa, sino porque nunca me dio miedo decir que no me gustaba; de que soy quien no se asombra y cuchichea por la forma de quererse de dos personas a las que ni siquiera conozco; de que soy quien durante una hora de música, sólo consigue tararear una canción de hace seis veranos, además de los típicos villancicos; de que soy quien mientras el resto hace un círculo y baila, yo permanezco en la circunferencia, mirando la decoración del bar, e intentando averiguar lo que pone en un marco a varios metros de distancia de mis ojos; de que soy quien se va antes, porque aunque me lo he pasado bien, ha llegado mi hora y no la que me han impuesto mis padres. Supongo que por eso nunca me impusieron una; y cómo no, de que soy la que llega a casa, y en vez de meterse en la cama corriendo, se pone a escribir lo que muchos considerarían tonterías… y yo, tan solo considero una mínima parte de lo que soy… porque sé que aún no me conozco del todo. Por eso sé que volveré.

Estaré incomunicada, pero… piénsame… seguro que conseguimos comunicarnos… Hasta la vuelta.

Canción de la semana: “Búscame” (Emilio Rúa)
“Búscame aunque sea en la noche, en la oscuridad que te esconde, búscame… búscame a ciegas por las ciudades, a escondidas entre la gente, búscame… búscame sin saber cómo ni dónde, sin saber cuándo ni por qué…”

 
sábado, diciembre 23, 2006, rallada de belga_seg a las 12/23/2006 01:04:00 a. m.
en esta época en la que a todo el mundo le da por pedir, pero pocos consiguen lo que quieren... yo no podía ser menos...
Por pedir, pido veinticuatro horas a tu lado en las que nos dé tiempo a todo menos a perder el tiempo. Por pedir, pido que me baste ese día para convencerte de querer estar conmigo para el resto de tus días. Por pedir, pido y preciso que exista un preciso momento, en el que se te escape un beso cuando menos te lo esperes, y cuando más lo lleve esperando yo. Por pedir, te pido en una tarde lluviosa, dentro de una casa sin gente, sobre un sofá sin cojines (para que sólo puedas abrazarte a mí), enfrente de mi película favorita… Bueno, si quieres enfrente de tu película favorita… bajo una manta que haga de telón tras el que actúen nuestras manos; marionetas manejadas por los verdaderos sentimientos. Me pido entonces tus dedos acariciando mi brazo, y mis cosquillas jugando al escondite con ellos.
Por pedir, pido dar un paseo al mismo paso, frenarnos en seco de repente, y mojarnos los labios sin que nos vea la gente. Pido, mientras caminamos por cualquier calle, llevarte y traerte al contarte cualquier estupidez, agarrando con mi mano tu brazo, como si de un acordeón te tratases, y tu risa fuese la mejor de mis melodías. Por pedir, pido pararnos unos segundos ante cualquier escaparate, continuar andando, y que, momentos después, me preguntes cuánto costaba ésta o aquella cosa. Entonces me pido contestarte que no lo sé, que no me fijé, porque lo único que he sido capaz de ver en el cristal ha sido tu imagen reflejada, y aquello… no tenía precio.
Por pedir, pido que me acompañes hasta el andén en el que días más tarde me estés esperando, y que mientras llega el autobús me mires con ojos tristes a la cara, aproveches mi distracción para agarrar fuerte con tus dos manos mi cinturón, en un intento por no dejarme ir, y me hagas perder todo menos la sonrisa. Por pedir, pido un café caliente mientras espero al siguiente autobús, colocar las manos alrededor de la taza, apretando con todas mis fuerzas para captar el calor, y que tú, de un plumazo, con un movimiento rápido, de esos que no dejan tiempo para invertir en especulaciones, me eleves la temperatura de todo el cuerpo.
Por pedir, pediría siete mil peticiones más, alargaría la lista hasta quedarme sin papel, y lo reciclaría para seguir pidiendo; para seguir pidiéndote… pero no me queda más remedio que impedirme continuar, que pedirme no continuar… Paro y reparo mi lista…

Por pedir, me pido sorprenderte… que te dejes sorprender… que te guste que te sorprenda… ¿y tú?... ¿qué pides tú?


Canción de la semana: “Fácil” (Tiza)
– vótala en http://www.concursodemaquetas.com/ queremos disco ya!!!
“acostumbrándome al paso de tu mano por la aduana de este cuerpo anclado, voy reticente detrás de tu mente y delito es, delito es no quererte, del infierno a tu frente…”
 
jueves, diciembre 07, 2006, rallada de belga_seg a las 12/07/2006 02:06:00 a. m.

C _ _ _ _ _ C _ _ _ _
Nada, este no es tu juego. Tienes un último intento para adivinar la palabra. Fallarás y se terminará. Moriré ahorcada y te dejaré en paz sin que te des cuenta. Intentaré no resucitar. Te lo prometo. Intentaré que no esnifes mis letras, que no empieces con la primera raya; esa que dibuja el lado desequilibrado de un triángulo que se niega a ser equilátero, igual que todos los demás. Te lo prometo. Me lo prometo… Me lo prometo… Me lo prometo… Me lo prometo… Me lo prometo… me lo prometo… me lo prometo… hasta setenta veces siete.
Mentira. Sé que no podré; me he vuelto adicta a este juego y sé que necesitaré más, que me falles más letras, que no aciertes ni una, que no te enteres de nada, y que si lo haces, calles las que abrirían la puerta, las que me liberarían de esta soga al cuello en la que se ha convertido decirte sin decirte, hablarte sin que me entiendas. Que me ahorques una y otra vez. Que reviva en este sin vivir. Este juego es una droga que deroga todas y cada una de las leyes que regían mi vida. Me hago de rogar en mi derrota. Y si no dices lo que quiero, vuelvo a empezar… que de vez en cuando se te ocurre algo parecido.
Hoy te daré una pista… o varias. Se nota, se siente cada vez que estamos cerca. No habla y lo dice todo. Nunca la sentí de esta manera. Ni siquiera sé muy bien si antes estuvo presente. Te lee la mente y me susurra lo que piensas… no siempre… me lee la mente y te susurra lo que pienso… no miente. Es una mirada que, incluso ciega, lo ve todo. Es el instante que el instinto nos reserva. Es el son que no busca a su risa porque sabe donde encontrarla… es la palabra que se pronuncia en un mismo segundo en dos bocas diferentes.
Tienes un último intento para adivinarla… si fallas, ahorcada. Si aciertas, puede que también ahorcada. Este juego se ha convertido en una droga… preparo la siguiente raya.


Canción de la semana: “Sweet illusions” (Ryan Adams)
“And I can feel the sweet illusion, coming, sweet confusion, honey; sweet illusion coming down, and I ain't got nothing but love for you now…”