jueves, mayo 07, 2009, rallada de belga_seg a las 5/07/2009 01:50:00 a. m.

Nunca has sido un héroe para mí. Mucho menos un superhéroe. No te preocupes, es que no creo en ellos; prefiero pensar que hay personas como tú, con alguna que otra S en la barriga y no en el pecho, y una inteligencia que atrapa como lo hace una tela de araña. Personas que ni vuelan ni trepan, pero tienen el poder, que no es súper, pero sí superlativo, de dar vida y hacer sobrevivir a otras que, como yo, llegamos a este mundo sin coordenadas que nos enseñen qué somos, quiénes somos y por qué estamos donde estamos. Personas que tienen el poder de ejercer de chaleco antibalas contra los disparos de la sociedad; esa cuya estrategia más utilizada suele ser lanzar misiles en formas de palabras o de actos. A veces no hay nada que duela más y no existe mejor defensa que la de alguien como tú.
Por todo esto nunca has sido un héroe para mí y por todo esto siempre me he sentido la persona más afortunada y orgullosa del mundo. Porque en mi vida he tenido al lado, desde el primer segundo, a una de esas personas que ni vuelan, ni trepan, ni se esconden tras una máscara para ocultar quiénes son en realidad, aunque siempre sean grandes desconocidas para tanta y tanta gente. Tanta y tanta gente a la que cada día salvas la vida, o al menos velas por ella. Y saber eso me hace feliz. Aunque para algunos tu lenguaje sea incomprensible y no lo entiendan. Aunque para mí no seas un superhéroe. Aunque para mí ni siquiera llegues al rango de héroe. Tú eres mucho más que un personaje de ciencia ficción.
Quizás yo nunca te lo he dicho. Quizás tú muchas veces has pensado, por la forma en la que yo escribo sobre folios en blanco y tú sobre líneas de cuaderno, que somos tan diferentes y pensamos de manera tan distinta que me da igual que seas una de esas personas-no-superhéroes. Que me da igual tu trabajo. Que no conocer los nombres de las constelaciones que llevas bordadas en el pecho refleja mi poco interés. Quizás has pensado que no me gusta ese tipo de astronomía, y menos desde que decidí que quería que mi vida se escribiese en titulares de periódico. Si lo has hecho; si lo has pensado... te equivocas. Te admiro tanto que solo aspiro a encontrar la mitad de vocación y dedicación en mi pluma que la que tú guardas en todos y cada uno de los petates que has ido llenando a lo largo de todos estos años.
Podía habértelo dicho antes o podía habértelo demostrado otras veces si es que no lo he hecho. Pero hoy, apuntando preguntas y escuchando respuestas he sentido y me he dado realmente cuenta de que en ese aula faltabas tú. Tú y todos tus años de experiencia; esos que quizás no han sido suficientes para que asciendas en tu profesión, pero que, sin duda, te puedo asegurar, que han valido de sobra para que en mi orgullo seas el ascendido del mes, del año, y de toda una vida. Tú sí que eres increíble y no el Hulk ese...


Disco de la semana: Metamorfosis (Vega)
Canción: Princesa de Cuento
“Soy tu princesa de cuento; de esas que su palacio sigue en reparación, de esas que van en vaqueros y le crecen enanos en una canción. De esas macarras de cuento que pierden los papeles por un empujón, de esas que ya no recuerdan que besaron a un sapo que no dio el estirón”