martes, febrero 07, 2006, rallada de belga_seg a las 2/07/2006 02:11:00 a. m.
Acaban de llamar. He de reconocer que he tardado en cogerlo, a pesar de tener el teléfono al lado. Lo he dejado sonar, como queriendo que fuese una pesadilla y que en un momento u otro cesase el maldito sonido, más maldito a estas horas de la madrugada. Me ha recordado a aquella noche de diciembre de 1999… Siempre es la mala suerte, o el peligro, o la incertidumbre vestida de voz entrecortada quien llama a estas horas, cuando nadie se lo espera.
Ella hablaba de ese modo en que lo hace cuando sabe que el mundo se sostiene sobre un hilo de voz, que hace equilibrio sobre un único pulmón. Mi padre, que sí que estaba dormido, ha tardado lo mismo que yo en reaccionar y descolgar el teléfono. Yo me he callado, y he seguido con el auricular ligeramente apoyado sobre el oído, sosteniendo el aparato con una mano temblorosa. A lo lejos se le oía a él, con una tos crecida, una tos que no le da tregua ni cuando intenta cerrar los ojos para soñar que va a salir de esta, que todo va a ser como antes, que va a guardar en el armario esa boina que tuvo que comprar para que sus ideas, sus ideas de general, no se le congelasen con el frío segoviano… ahora que había perdido el pelo. Ella repetía una y otra vez lo mismo; que él estaba mal, que estaban esperando una ambulancia, que volvían a lo que se ha convertido en los últimos meses en su segunda casa. Esa casa en la que una vez vi a mi ángel de la guarda, a mi hombre del frío... antes de que se fuese a un lugar donde nadie le fuera a buscar. He tenido que colgar, no quería escuchar más. No quería que su tos se convirtiese en el tic tac de un reloj que, por alguna razón a veces corre más rápido que el tiempo, y otras es como si se parase por momentos, como si las cosas malas tuviesen un día de 48 horas.
Tengo miedo… supongo que es inevitable pensar en eso. Cuando todo parece que va mejor… otra llamada. Ella ya no sabe ni cómo llorar, lo puedo notar mientras habla del estado en el que él se encuentra. El otro día me lo volvió a decir en la cocina; que no podía más. Pero yo confío en ella, sé que sí que puede, porque ha demostrado lo que todos veíamos impensable; que tras su aspecto frágil y su vestido de dependencia absoluta hay una mujer fuerte. El ligero peso de un cigarrillo se vuelve plomo sobre su cabeza, sobre la mía… Yo no me puedo concentrar, sin embargo ella, aunque llora, aguanta… Vamos a salir de esta.
no hay canción, solo el silencio y el eco de mis pensamientos tarareando intermitentemente El Hombre del Frío....
 
18 Estamos loquios:


A las 7/2/06 8:39, Anonymous Maki

La verdad no se que decirte...
Tu historía me ha recordado tanto a una que vivi yo... que se me han puesto los pelos de punta...
Por mucho que ella diga que no puede más, sacará fuerzas de donde no las hay, para estar al lado de él, para no retirarse de su cama...
El destino a veces nos pone a prueba, como si quisiese medir las fuerzas que tenemos o el amor que sentimos... en estos casos siempre le ganamos al destino...

Se fuerte Ana, aunque por dentro te derrumbres, aunque tengas que irte a tu cuarto a llorar... pero delante de ellos se fuerte... pq aunque el enfermo es otro... todos sufren por la situación y por los que tienen al lado...

Muchos besos
Muuuuuassssssss

 

A las 7/2/06 11:45, Anonymous Lola

jo... :/

 

A las 7/2/06 15:52, Anonymous rubn

cada segundo en un cajón...

 

A las 7/2/06 16:22, Blogger Naxo

Es sorprendente la manera que tenemos de sacar fuerzas de donde creíamos que no las había, la forma en que afrontamos las situaciones terribles...
Por desgracia, son momentos por lo que todos tarde o temprano tenemos que pasar, y que dejan un rastro de dolor importante, pero que no puede vencer la cantidad de recuerdos maravillosos que hemos ido acumulando durante años...
Un beso, sé muy fuerte y buena suerte

 

A las 7/2/06 19:06, Anonymous Juliiii

Cuando crees que el dolor no tiene nada positivo, unas palabras hacen que al menos tenga algo: tus palabras percutiendo contra el sinsentido. Yo creo que ha sido lo que más me ha gustado de lo que has escrito, y siento que hayas tenido que escribirlo, de verdad. Si necesitas algo, aunque esté un poco ausente, como dice aquella pequeña gran artista, "sólo llama".

¡Un besazo!

 

A las 7/2/06 19:42, Blogger Pekeñita

Bueno, no me conoces y yo a ti...pues tampoco.
Pero después de leerte varias veces creo que es el momento de escribirte, aunque sea para darte ese ánimo que ni siquiera te llegará, pero...yo lo doy.
He vivido dos veces esa situación que describes (si es lo que yo creo)...y sí, es muy duro...pero ten por seguro q todo pasa, para bien o para mal y que el sufrimiento es sólo otra de las señales que pusieron en nuestra carretera.
Ahora sólo sirve ser fuerte, aunque duela...

Besos,

Marta.

 

A las 7/2/06 20:42, Anonymous nikabeth

de esto hace unos meses.


Imaginad una carrera de atletismo, relevos de tres por 5000 obstáculos.
La carrera la empiezan dos atletas aprendiendo a sortear todos los obstáculos que les van apareciendo.
Con el tiempo, un tercer corredor, se les une, es joven, no sabe ni andar, se le tiene que estar guiando.
Llega un momento en el que ya empieza a correr, pero sigue siendo joven y necesita ayuda todavía.
El problema empieza cuando cree que lo hace perfectamente, no atiende los consejos de los otros dos atletas, aunque muchas veces se equivoquen, y cae continuamente con cada obstáculo..
La carrera sigue avanzando y un día cualquiera, uno de los dos primeros atletas, se cansa; deja de correr.
Es el otro atleta el que tiene que seguir tirando del joven y de su soledad, siendo la referencia y más tarde el respeto y el cariño. Este, comienza a ayudar al primero porque ve que hay veces en las que las fuerzas, flaquean. Tiene que tomar el mando sin que se de cuenta, sin que parezca que lo tiene.
Sigue la carrera y otro buen día, el joven se une a otro atleta de su edad, están preparados para correr, pero, no son del todo libres, aunque lo piensen, han de ayudar al veterano, cueste lo que cueste. Gracias a él y al otro que ya marchó, ahora son capaces de correr. Les falta correr con responsabilidad y libertad.
Todo tiempo tiene su tiempo y el atleta veterano, decide parar y que continúen los jóvenes.
Por fin, son libres, quizás tristes, pero libres. Libres en su libertad y en su responsabilidad.
Están preparados para investigar nuevos obstáculos y tienen la responsabilidad, voluntaria, de ayudar a ese otro joven atleta que empieza a correr detrás de ellos. La carrera, sigue.
Hace quince días, mi madre dejó de correr.
gracias
paco.

 

A las 7/2/06 22:31, Blogger belga_seg

maki: siento escribir sobre esto porque sé que tú me lees y que cosas como estas no te traen a la memoria buenos recuerdos... gracias por todo lo que haces por mí, eres increíble. te quiero...

naxo muchas gracias... soy consciente de que cosas como estas son ley de vida, pero preferiría que no sufriera... y mi abuela menos aún... ella es quien peor lo está pasando con todo esto... y aún así nos ha sorprendido a todos. un beso

Ju... gracias hermanito mayor... un día de estos tenemos que quedar tu y yo, tengo ganas de estar contigo tomando una coca cola en nuestro cutrebar. muakkk

Marta, creéme que tus ánimos me llegan! Cualquier gesto ayuda a ser más fuerte todavía, aunque sea de una desconocida. Me alegro de que te hayas decidido a escribirme, espero que no sea la última vez. Un beso muy grande y gracias!

Paco... lo siento mucho... por suerte o por desgracia la vida es una continua carrera de relevos... los obstáculos son más o menos, dependiendo de la suerte que tengamos... espero que tu madre tuviese suerte en su carrera. Un beso enorme.


gracias a todos... odio escribir sobre estas cosas que me ponen así... Aquí no vale pensar en Lucía, porque no soy yo la que lleva la mayor parte del "sufrimiento"... Eso solo funciona con mis tonterías... aún así, tener gente como vosotros al lado anima y mucho... y me da una fuerza que le intento transmitir a ella...
gracias

 

A las 8/2/06 10:21, Anonymous manager abrazándote

Después de lo que ha dicho Maki no sé qué añadir.

Te quiero tanto que no soporto saber que estás así y sobretodo no poder estar contigo para intentar sacarte una sonrisa por cualquer tontería...
Yo lo viví de otra manera así que mi experiencia no sirve demasiado, solo que hay que ser fuerte por fuera aunque por dentro creas ser la más débil. Hay que guardar la entereza porque eso da fuerza al que por fuera es débil...

Mil abrazos!!!

 

A las 8/2/06 18:35, Blogger belga_seg

Lau... tú siempre estás conmigo ;) recuerda "te tengo tan lejos, te siento tan cerca... estás en mi pensamiento nada más", pero estás. Y tus abrazos me llegan, tenlo por seguro. Gracias petardilla, ailofiu

 

A las 8/2/06 21:39, Blogger Naxo

Hola anaaaaaa! Te he puesto un peazo de link en mi blog! ke ya era hora de apañarlo un poco jejeje
Nada mas, besicosssssssss

 

A las 8/2/06 23:53, Blogger nana

La verdad pekeña gran estrella caida del cielo no se que decirte ... simplemente un te quiero, un beso en la mejilla, un abrazo en el kual intentaré darte todo el amor , animos .. k llevo dentro... pekeña sabes k puedes contar conmigo....


Animo y sé fuerte...

mil besos

 

A las 9/2/06 14:12, Blogger belga_seg

nacho;) lo he visto, gracias jejeje... muak

Ana... muchas gracias. un besito!

 

A las 9/2/06 21:02, Anonymous LauraConChoco

Supongo que el hecho de que te diga que me has puesto la piel de gallina no te soprenderá... por qué tienen que pasar cosas tristes para escribir cosas tan bonitas?

Me gustaría saber qué decir para animarte, aunque sólo sea un poquito, pero como no lo sé y como pienso que hay cosas más efectivas que las palabras en estos casos, déjame mandarte un montón de abracitos y besitos desde el Mediterráneo ;)

Espero que ya vayas acabando tus exámenes, que si no, se están pasando, eh? Ya me contarás qué tal ;) Un beso!

 

A las 11/2/06 12:09, Anonymous insecto

ánimo anita!

 

A las 11/2/06 13:48, Blogger belga_seg

Laura, no tengo ni idea de por qué tienen que pasar cosas malas para que los dedos funcionen mejor... y claro que ayudan las palabras, y los abrazos y todo... muchas gracias.
los exámenes, aún me queda uno ;) pero van bien de momento...


Palo... muchas gracias!

 

A las 12/2/06 15:47, Anonymous Anónimo

Anita...
Yo no sé hasta que punto sea útil darte mi apoyo desde estas alturas, tampoco se si realmente llegue el sentimiento que me causa leerte triste...

He aprendido a quererte, como nunca pensé llegar a querer a alguien cibernéticamente... porque te considero mi amiga, siento un vacío inmenso cuando no te leo con la fortaleza que te caracteriza...

Todos, alguna vez en la vida debemos pasar por esos momentos... yo lo hice muy pequeña y con la persona que más quiero en el mundo, y por eso me tardé en entender el verdadero significado...

En este momento tu fuerza es el amor que tienes por dentro, ánimo anita... no te desvanescas...

 

A las 12/2/06 16:43, Blogger belga_seg

Ufff... No estoy segura de saber quién eres... pero has hecho que tenga los ojitos llorosos... gracias por tus palabras, ten por seguro que estés donde estés me llega el sentimiento... gracias, muchísimas gracias
un beso...