domingo, junio 01, 2008, rallada de belga_seg a las 6/01/2008 11:40:00 p. m.

El primer día, la habitación está helada. Fría no, helada. Abres la puerta y lo único que ves es una cama con un edredón tan feo que te parece imposible que vaya a ser tuyo; una pared con un corcho viejo y repleto de nada; una estantería con demasiadas baldas; y un lavabo con el que no vas a poder lavarte la cara y fregarte las lágrimas, porque su agua está tan congelada como el resto del cuarto. Abres el armario y te devuelve en forma de eco un resoplido; no te cabe la desgana, no te va a caber la ropa. Lo cierras y miras alrededor. Te sientas en una silla de despacho y despachas como puedes las ganas de coger el teléfono y pedir que paguen la fianza; que te saquen de ahí. Escuchas la conversación al otro lado de la pared; eres consciente de que hay alguien, pero sabes que realmente, si llamases a su puerta, no encontrarías a nadie.
Los nervios reaccionan y te advierten; ya no puedes esconderte. Tienes que ir al baño. Y entonces te toca ser valiente y salir al pasillo interminable que horas antes has recorrido arrastrando lo menos posible la maleta. Para no hacer ruido. Para no molestar. Para no despertar a las bestias. Ya te han contado que te tienen ganas, que las novedades están de subasta, que por la timidez más extrema el precio es una carcajada; por la inocencia, dos; y por la prepotencia, la ignorancia y la indiferencia, que al final resultan ser más caras que cualquier tipo de mofa a la cara. Te tiembla la mano al pasarla por el pomo. Bajas el brazo. Se oye el chirrido. Ya no hay marcha atrás...
Los últimos días, la habitación empieza a helarse, preparándose para otro primer día de alguien que no vas a ser tú. Intuye que te vas y que ni siquiera vas a dejar los recuerdos, porque esos te los llevas para siempre, contigo, en un bolsillo bien escondido de la piel; para que ni las heridas más profundas puedan abrirlo en el futuro. La cama ya se ha acostumbrado a tu peso, pero sobre todo a la suma de los pesos acumulados durante las tardes y noches de películas o confidencias, y los muelles tiritan de miedo al pensar en tener que aprender a pesar otros cuerpos. El corcho te pide a gritos que vuelvas en otoño para vestirlo, cuando el calor ya no sirva de excusa para tenerlo desnudo. Pide tizas permanentes y se pregunta qué va a ser de él sin ese estampado de caras que poco a poco, día a día, se han ido convirtiendo en su vida, en tu vida, en la vida que ha habitado ese cuarto y lo ha llenado de calor a lo largo de estos años; llegando, quedándose, a veces un poco más y otras menos, marchándose, pero siempre regresando, de una u otra manera. La estantería permanece estática, pasa de música y no te echa en cara haber tenido las baldas más raras de la residencia. Sin embargo, y en un semisusurro, se pregunta si con un poco de suerte te olvidarás alguno de tus discos con todas esas canciones tristes de las que la has ido llenando durante este tiempo y que le servirían para asimilar la despedida, o alguno de tus utensilios de pinta y colorea con los que hoy escribes este texto. Pero tú también los necesitas. El espejo del lavabo se enfada y te devuelve un reflejo opaco. El armario se encierra en sí mismo y se niega a salir contigo para prestarte su ropa de abrigo; le estás volviendo a dejar frío y vacío. Y la silla de despacho... a esa la despachaste tú, pero nunca podrás olvidar que gracias a ella siempre hubo espacio para uno más cuando lo necesitaste, y que siempre, siempre, siempre, en esos casos, fue ocupada.
Escuchas conversaciones al otro lado de la puerta; eres consciente de que dentro de unos días, una vez que cruces la frontera entre habitación y pasillo con una maleta, no va a haber ruido o silencio que tape a esas voces despidiéndote. Y te tocará ser valiente otra vez. Entonar por última vez un “vivo en la habitación 124”. Volver a cruzar la puerta. Avanzar; porque como descubriste aquel primer día, es el progreso quien mueve la Historia... tus historias. Gracias por haber sido mi progreso.


Disco de la semana: Trapecista (Marwan)
Canción: Ángeles.... “Lo fácil sería desquererse, pero ¿quién rebobina este cuento? Difícil mirarte a la cara mientras doy pedales contra tu recuerdo”.
 
14 Estamos loquios:


A las 2/6/08 0:08, Blogger deusibiest

todas las despedidas son tristes, pero algunas mas q otras.
pero sabes q te llevaras lo bueno vivido y q habra otras habitaciones ...

 

A las 2/6/08 0:33, Blogger centrifugado

y la vida sigue siguiendo...un beso grande peque!!!!!

 

A las 2/6/08 0:33, Blogger centrifugado

por cierto,soy de los que odian las despedidas,qué le voy a hacer...

 

A las 2/6/08 1:19, Anonymous Anónimo

eso quiere decir q te vas para siempre?? pero para siempre... para siempre?????? dejas la Gene?? ...mmmm... esto no lo tenía yo del todo claro, creia q lo tenias en duda... no me gusta... quizás sea porq no se donde voy a acabar yo.... pero no me hace mucha gracia... Bueno, ya lo discutiremos ;) Reclamo mi cancion!! Muchos bss y más mimos

 

A las 2/6/08 4:15, Blogger Gui"laine"

Una lástima que tenga que terminar esta etapa, pero bueno!, todo tiene que seguir su curso... Ahora te tocará abrir otra habitación, buscar otra silla que te sirva para armar otro despacho, otra cama para las confidencias, otra estantería y otro armario... Pero lo mejor es que te guardas para ti todos los recuerdos. Suerte en tu nuevo trayecto, sea cual sea que tomes.

(Vagabunda!!! Pones una clase de canciones, que no hace falta que la escuche más de una vez para saber que tengo que agregarlas a "My Playlist"). Gracias por tener tan buen gusto!

Un beso grande para ti, valiente!

 

A las 2/6/08 8:27, Blogger Merx

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 

A las 2/6/08 8:30, Blogger Merx

La 124 sin haberla visto nunca, será especial para todos los que un día en la calle Segovia te escuchamos por primera vez y vimos como tus compañeros cantaban al unisono contigo, ese día pensé que sería genial haber estado en un colegio mayor (cuando siempre he pensando que era un rollo que te pusieran reglas en la universidad).

Esa 124 ha sido testigo de muchas cosas más que unos libros, unos disco o un corcho chulísimo... ha sido complice de tus pensamientos, de tus notas de música personalizadas, de tus letras que ha más de uno nos han llegado muy adentro y de unos sentimientos y pensamientos de los que será complice y testigo callado...

Habrá probablemente más habitaciones que a lo largo de tu vida serán especiales por muchos motivos, pero esa siempre será la primera y la recordarás siempre...

Un beso Anita.-

Pd: Por cierto a ver si tienes un minuto y me cuentas pq la abandonas :-p

 

A las 2/6/08 12:29, Blogger Paula

jajaja qué gracia... yo me voy más a gusto de la mía...

un besito petarda!

 

A las 2/6/08 22:31, Blogger Beatrize Poulain

Ay... me acabo de dar cuenta... de que tu ya estabas en el utlimo año... y que estamos en junio... que ya se ha acabado el curso... y que eso quiere decir que si apruebas todo... tu ya serás licenciada... habras acabado tu carrera y trabajaras solo de periodiasta y seras una persona adulta de verdad en unos cuantos meses de independencia económica cuando encuentre (si no tienes ya) curro.

Vamos, que Anita Tiza de la Uni ya no va a ir a la misma uni que yo. Tal vez incluso hasta trabaje en su redacción de Segovia y sea muy raro verla, aunque la veas de churras a merinas. Que Anita Tiza ha cerrado una etapa, la ultima "del cole".

Y ahora me viene a la cabeza Insecto Palo. Sabes? Hoy me la he encontrado en la entrada de la facultad corriendo. Las dos teníamos un examen a las 4. Y ella hará un exámen más y tambien se irá, desaparecera de la facultad. Como tú.

Y el año que viene, a estas alturas, yo estaré igual. Habré ido a todas las ultimas clases de la carrera y en la ulitma, cuando el profe o la profa nos desee suerte a los 4 que hemos aguantado hasta el final, pensare "se acabó la carrera, ya he hecho periodismo" y será tan raro. Taaaaan raro. LLevo tantos años viendo eso como meta que ni me habia planteado que tambien es un ciclo que se cierra para empezar otros muchisimos más.

Dentro de dos cursos, en la facultad no existiremos, ni tu, ni yo, ni Palo ni muchisima gente que conozco de los pasillos, de la cafe, del cesped. No existiremos. El mundo seguirá girando, ciudad universitaria se petará por las mañana a la hora de salir como siempre, cuando haga sol habra tambores y minis en el cesped, en exámenes, esos mismos que hemos hecho nosotras, seguirá habiendo gente histerica perdida haciendo el respaso de ultima hora por los pasillos.... todo seguirá igual, los profes cabrones seguiran en su linea, los graciosillos contaran los mismos chistes, darán la misma materia... como si fuera un universo a parte.

Sin nosotras.

Joder, ha sido como una iluminación. Es super tonta, pero te juro que no me habia dado cuenta. Y en el fondo, es como la vida: cuando no estemos, el mundo seguirá girando exactamente igual pero con caras diferentes.

Vaya.......

 

A las 3/6/08 16:59, Blogger sin cromosoma y

Bueno, una etapa que acaba deja paso a otra nueva ;-)
Suerte, que lo mejor siempre son las historias que están por venir.
Besito.

 

A las 3/6/08 23:48, Anonymous Yoooooooooooooooooo

Mamarrachiii te aseguro que la 124 no tendrá una inquilina tan especial como tu... y es que nadie le volverá a componer una canción ni será capaz de vestir su corcho tan bonito como lo hiciste tu....

Un besitooooooooo bichooo... luego me cuentas bien qué significa que te tengas que despedir de ellaa... acabasteee?

Muaaaaaaaaaaa

 

A las 4/6/08 1:38, Anonymous Faro

La conexión "tizanita" ha vuelto a hacer estragos en mis teclas

http://trapseia.com/2008/06/04/you-leave-the-room-i-feel-i%e2%80%99m-fading/

 

A las 5/6/08 9:29, Blogger belga_seg

Deusi... Yo siempre procuro llevarme lo bueno y sí, habrá otras habitaciones... aunque la 124siempre será la 124. un beso!

Ru... yo no las odio, no me gustan, pero no las odio... creo que las despedidas de verdad siempre llevan un reencuentro como efecto secundario incorporado ;). muak!

Elenita... para siempre. Tú sabes mejor que nadie que hace tiempo que no quiero vivir más aquí... no me gusta estancarme ;). un besito pesada!

Guily... bueno, tú sabes que las etapas terminan, y que lo mejor es eso, estar preparada para encontrar otra silla, otra cama y otro armario ;). muaaaaaaaak! (en cuanto a las canciones, jajaja gracias... si quieres alguna y no la encuentras solo pide!)

Merche... jajaja qué grande fue aquel día cuando de repente se pusieron a cantar!! no estaba preparado, lo juro!! :P... Sí, la 124 siempre será especial... muy especial. Por cierto, por norma general, las normas que te ponen en la uni están para saltárselas :p. un besito!

Paula... jajaja yo es que en la mía creo que sí que he dado el perfil que buscaban jajajaajajaja. un beso,loquita!

Poulaina... joe!!!!!!!! no te me pongas tan pensadora que tu párrafo final es para pegarse un tiro! En cuanto a lo de que Anita se irá a una Redacción en Segovia, qui lo sa.... la vida tantas y tantas vueltas que no sé qué pasará de aquí a tres meses... 0 besitos y tía, no te me pongas tan trágica! que das miedito!

Sin cromosoma Y... Totalmente de acuerdo, lo mejor es lo que está por venir! allá voy!! un besito y gracias!

Mavi... digamos que estoy a 3 exámenes de acabar... esto que voy a decir es un poco "sobrada", pero estoy de acuerdo contigo, nunca tendrá un corcho tan bonito jajaja. muuuuaaaak!

Faro... eres grande!! (por cierto, una maldad... no te encanta que los goles de la selección los marquen los centrocampistas, los defensas... dónde está todo el gol de Torres?? uhh uhh que saque a Sergio García....)

 

A las 6/6/08 12:51, Anonymous laurita

Yo ya estoy preparando la primera tanda de maletas y recuerdos que sacar de mi casa y uufff..... y solo he estado 10 meses, así que lo tuyo son como 5 uufffs.

Pero así es la historia y eso es lo mágico... que siempre hay camino que recorrer.

Madrid nos espera (hoy he decidido dar el paso... a ver si mañana sigo pensando lo mismo jeje)

Bisous!