miércoles, noviembre 12, 2008, rallada de belga_seg a las 11/12/2008 01:36:00 a. m.

Voy a probar tus reflejos. A ver... amago, amago, amago que tiro y... No, espera. Prepárate, que lo voy a tirar flojito para que te agarres a él fuerte. Muy fuerte. No te voy a lanzar un bolazo porque desde que no estoy, te has desacostumbrado, ya no ensayas con nadie, no te llevas auténticas palizas, y lo último que quiero con esto es dejarte en ridículo. Así que lo lanzaré como lanza la pelota un niño pequeño de gorra grande que sueña con ser pitcher del equipo más importante de la liga de baseball. No, con una parábola no, que ahora mismo yo no estoy como para ser apóstol en estos temas. Simplemente te voy a echar un cable, como caiga... Total, ya sabes tú que la puntería y yo últimamente nos llevamos bien en pocos aspectos de la vida. Así que limítate a atraparlo fuerte cuando lo veas caer y a no dejarlo escapar, al menos durante el tiempo que le queda a noviembre. ¿De acuerdo? Uno... dos... ¡tres!
¿Ya? ¿Lo tienes? Bien, si ya sabía yo que tus gafotas tienen una gran perspectiva; si no, no verías los partidos de fútbol tan bien y serías incapaz de encontrarle el alma a alguno de esos encuentros que la tienen tan rara como una castaña pilonga (el alma). Aún así, y después de haber demostrado la amplitud de mira que tienen, te las sigo viendo un poco torcidas, así que colócatelas bien porque vamos a empezar a ver las cosas un poco mejor, tú con lo tuyo y yo con lo mío, que yo creo que las mías también andan un tanto desajustadas y a veces veo el futuro demasiado lejos y el pasado demasiado cerca. Y no me apetece. ¿A ti te pasa lo mismo? Pero bueno, a lo que íbamos, sujeta el cable y no lo sueltes, que es un cable polifacético y dependiendo del día y el momento sirve para una u otra cosa. Menos para electrocutarse.
Te cuento... es un cable que conecta los teléfonos. Sí, sí, aunque tengamos móvil; da igual, también los conecta. Es un cable que puede hacerse invisible y por eso no se ve. También es un cable USB, y te preguntarás qué es USB... pues es un cable UnSilBidito. No te rías, que es verdad. Tú soplas por uno de los lados y yo oigo el silbidito. Y acudo al rescate cuando la gente te llame loco por soplar a modo de flauta por el cable USB. La gente no sabe para qué sirven las cosas y la gente no es original llamando cosas a otra gente. La gente... ¡la gente es boba!.. También es un cable euroconector, que quiere decir que dentro de las fronteras de Europa, me tiene localizada... y como por el momento no voy a salir de Segovia, cuando quieras lo utilizas y me busca. Que no te dé calambre. O si lo prefieres y tienes el día caprichoso, puede ser un cable de esos que se parte en tres cabezas de colores; rojo, blanco y amarillo. Como eres el jefe, me tocará dejarte elegir el color que quieras, pero a cambio yo determinaré qué significa cada color... ¿Trato hecho?¿Te parece? Pues agárralo y alárgalo al menos hasta fin de mes... que no queda nada.


Canción de la semana: “La canción de Ana” (Maldita Nerea)
“Fueron perdiendo la esperanza, desconociéndose... y aunque ella imaginó, le perdería, siguió engañándose. Ana tenemos que hablar, ya no podemos estar nadando en la misma corriente...”
 
8 Estamos loquios:


A las 12/11/08 1:52, Anonymous Faro

Veo que estamos actualizando casi en paralelo...entraba para decirte que sales por mi vieja historia recién re-escrita.

Y comunicarte que a ese primer enlace musical que he puesto le estoy deseando hincarle el diente en forma de mp3. ana vazquez promeseando... ¿tienes?

 

A las 12/11/08 1:54, Anonymous Faro

Y por cierto, silbidito catched

 

A las 16/11/08 11:15, Blogger Oski

Vaya un cable que mantiene la unión entre dos personas.

Yo también quiero uno de esos ¿los venden en Media Markt? jajaja.

La verdad que muchas veces hay amistades que son como un cable, que se mantiene unido extremo a extremo.

Lo importante es no desconectar el cable. O extraerlo con seguridad...

Un abrazo.

 

A las 17/11/08 0:10, Blogger Saltinbanqui

Prefiero el bluetooth, me gustan las distancias cortas.

:p

 

A las 17/11/08 9:56, Anonymous Anónimo

A veces toda ayuda es poca cuando el destinatario de tu cable no quiere saber nada del mundo...

A veces no tienes ganas de ser tú, y sí de ser otra persona que nadie conozca, simplemente para que te dejen en paz.

A veces prefieres vivir hacia adentro, y no hacia fuera, y no mostrar ninguna debilidad, nada que alguien pueda aprovechar para herirte.

A veces no coges las llamadas, ni apenas lees por encima los mensajes, ni casi saludas, no porque seas desagradable, sino porque sencillamente no te apetece.

A veces... siempre pasa en noviembre... hasta que un día abres una página web habitual, y sin ganas empiezas a leer "Atrápalo", y sientes que mejoras, no de repente, sino poco a poco. Empiezas a pensar que llevas ya demasiado tiempo centrado en tus cosas, y que a lo mejor resulta agradable respirar hondo, y saludar con una sonrisa.

Y todo vuelve a ser normal.

Gracias

 

A las 17/11/08 18:38, Blogger Gui"laine"

A Saltinbanqui le gusta a lo moderno, jeje... que yo también prefiero el bluetooth, pero si es de parte tuya que viene el silbidito me lo aguanto.
UnSilBidito de mi parte: un beso enorme!

 

A las 22/11/08 17:59, Blogger Beatrize Poulain

Tia, hablé con la Rosenvinge para que cambiara el concierto a mañana y que pudieras venir y me dijo que vale, pero por lo visto el agente le ha puesto muchas pegas y no hemos podido hacer nada, pero me ha dicho que para el próximo te hará un 10% de descuento en la entrada =P

Pasatelo bien en tu concierto!

 

A las 22/11/08 18:07, Blogger Cronopia Azul

Pasé por aquí! Un abracito!